La experiencia del calor y la música en el Water Festival

chica

Fuente: http://www.kavolta.com/2014/04/la-experiencia-del-calor-y-la-musica-en-el-water-festival/

El Malecón de Jocotepec fue la sede del Chapala Water Festival que se realizó el pasado 5 de abril; su objetivo era realizar una fiesta donde se combinara el Sol de Lago de Chapala, diversas zonas para refrescarse y las presentaciones musicales de las bandas independientes que Jalisco ha exportado en los últimos años.

10001515_10152354592104882_7590274775574172233_n
Uno sabía que había llegado al Water Festival cuando en el ambiente se respiraba el aroma a bronceador de piña y coco. Ya pasaba del medio día y el Sol que había acompañado a miles de asistentes desde el tortuoso tráfico de la carretera Guadalajara-Morelia, comenzaba a intensificar el color de las pieles que dejaron de esconderse en prendas largas. La diversión ya había iniciado y ésta se demostraba entre las guerras de pistolitas que lanzaban chorros de agua, los frizbees proyectados al horizonte y hula hulas que rotaban en múltiples ejes. Aquello era un crisol de acalorados que a las 3:00 pm cantaban con la música de Caloncho, que ya estaba en el escenario.

alberca

“Quiero que me rompas el hocico a chupetazos”, coreaban Óscar Castro y las almas que en bañadores estaban frente a él.

El cantante tapatío interpretó la música que remite a la costa a través de las melodías que evocan a lo tropical y que se hayan concentrados en su álbum debut “Fruta”, que hace unos días le mereció los premios a “Mejor álbum solista” y “Mejor álbum pop” en los #IMAS2014.

Los Technicolor Fabrics salieron a tocar cuando la mayoría de los presentes comenzaron a poblar la zona del malecón destinada para la fiesta. Escuchar su música en vivo recuerda las horas de carretera, la tranquilidad de una habitación y las tarde-noches en el campo, pero en esa ocasión el contexto era distinto: la gente estaba descalza, sin playeras y los filtros de los lentes de sol eran las ventanas por donde los espectadores presenciaban la interpretación de los músicos tapatíos. Canciones de todos los álbumes que han producido sonaron a unos metros del Lago de Chapala.

technicolor

Descepción fue no encontrar una pool party como la que uno podía imaginarse, las pequeñas albercas portátiles que estaban instaladas sólo podían admitir a unos cuantos; mientras tanto, el resto de los secos optaban por buscar bebidas frías. Hubo quienes el poder de la pulsera verde los hacía merecedores de una barra libre que duró hasta las 4:00 pm; los que tenían la pulsera roja tuvieron un oasis de media hora en la que el tequila con refresco era obtenido bajo demanda totalmente gratis, fue cuando las filas debajo de las carpas que surtían de alcohol se convirtieron en tumultos de gente que estiraba el brazo para que su vaso fuera rellenado por una bebida preparada frente a los jóvenes; la hazaña dionisiaca alegraba a los sedientos, llenar de uno a tres vasos del líquido deshinibidor era una victoria que se cantaba.

siddhartaEl regozijo fue completado cuando Siddharta salió a interpretar los temas de su nuevo disco “El vuelo del pez”, mismo que combinaba en todos sentidos con la tarde que agonizaba y que mantenía calor en el micro-clima de la Ribera de Chapala, los colores del cielo se hicieron pastel y canciones como “Domingo” recordaban cuando el tapatío era “Naufrago”. Más gente estaba aglutinada frente al escenario cuando el tema de “Extraños” enmarcó reencuetros de amigos que pese a vivir en Guadalajara, tuvieron que viajar 60 kilómetro para verse y abrazarse nuevamente. Antes de despedirse tres proyectos hermanos compartieron escena: Technicolor Fabrics, Caloncho y por supuesto, Siddharta intepretaron juntos “Loco”, última canción del reciente disco del músico solista. El staff de amigos corearon y bailaron, mientras los que desconocían su hermandad debajo del escenario identificaban lo significativo de aquello y sonreían.

El estanque con la fuente de Quetzacóatl fue intervenida por los frustrados bañistas que buscaban refrescarse, no importó que la seguridad del lugar los sacara de ahí varias veces porque al final éstos accedieron a lo que durante la fiesta fue inevitable.

fuente

Las filas para comprar hamburguesas al carbón lucían abarrotadas, la comida gourmete tiene un costo en el sazón y en esta ocasión se llamó carbón que al agotarse privó su consumo y dejó con el estómago vacío a más de uno.

gente

No faltó el encanto de la fila para entrar a los baños móviles, es aquel momento en que un amigo puede perderse del resto del grupo por seguir el llamado de la naturaleza, o aquel en el que se conocen a nuevas personas que en ese momento padecen lo mismo que uno: esperar su turno para descansar al organismo y seguir con la fiesta. De la empatía nacen las relaciones sociales.

_DSC0182

The Oaths abrió la ventana a los sonidos con palpitaciones más rápidas que a partir de aquel momento se producirían desde el escenario principal del festival. El tema “Overhead” permitió que los cuerpos femeninos endiademados con flores cambiaran a un ritmo que alimentó a la sensación térmica de la explanada de cesped. Ya sin sol el malecón se convirtió en un antro de música electrónica que DJ Pablo Quiñones dirigió desde la tornamesa central.

El baile no motivó a sacar las recomendadas chamarras ligeras que la organización recomendó llevar, pero sí lo hizo en el levantamiento de féminas en los hombros de sus respectivos novios, hermanos o amigos, para sobresalir ante el resto, tal vez no importaba que no les gustara el artista, la música no es tan frívola como para discriminar al que la produce si es que ésta llega a invadir el cuerpo.

chica
La noche se completó con el éxodo a la ciudad, muchos de los separados de sus grupos de amigos decidieron pedir aventón de regreso sin importar que llevaran pintura fosforescente en su rostro o seguir usando sandalias y trajes de baño, subir al auto de extraños que también habían vivido y disfrutado la experiencia de la fiesta fue parte del itinerario de la noche.

Más fotografías en álbum de facebook

Imágenes por Juan José Ríos e Iván Serrano.

Anuncios